Buscar

¿Preocupada por el COVID-19? El estrés podría afectar tu embarazo



En mi artículo “El embarazo ante el COVID-19”, prácticamente todos los comentarios que me hacían las pacientes era sobre el MIEDO y ESTRÉS que esta infección pueda afectar su embarazo. Por ello en este nuevo artículo quiero hablar sobre tres temas importantes: primero explicarles de manera sencilla cómo afecta el estrés a la gestación, segundo que podemos hacer para evitarlo y tercero compartirles una reflexión sobre esta situación.


El embarazo es una experiencia extraordinaria, feliz, emocionante pero también puede llegar a ser una situación estresante; esto surge por la constante preocupación de la salud del bebé, presencia de complicaciones maternas como diabetes e hipertensión, estrés laboral, problemas familiares, así como cuando se acerca el momento del parto y en este momento específicamente ante la situación del COVID-19 en el mundo que pueda llevar a un contagio a mamá o bebé.


¿Cómo afecta el estrés al embarazo?

El estrés es una respuesta automática de nuestro organismo para adaptarse a determinadas situaciones, cuando se mantiene con cierto grado de intensidad se liberan altas concentraciones de hormonas llamadas catecolaminas (adrenalina, noradrenalina) y cortisol, estas pueden afectar tanto a la salud física, mental o inmunológica de la madre:

  • Física: elevación de la presión arterial y la glucosa, alteraciones del sueño, como dormir poco y mal, alimentación inadecuada, realizar poco ejercicio.

  • Mental: depresión, ansiedad, irritabilidad, falta de memoria.

  • Sistema inmunológico: el embarazo es un estado de inmunodepresión por sí sólo, el estrés disminuye más las defensas aumentando el riesgo de contraer cualquier tipo de infecciones (urinarias, vaginales, gastrointestinales y respiratorias).

Efectos del estrés en el bebé durante el embarazo

Múltiples estudios han confirmado que el estrés materno afecta al desarrollo del bebé durante la gestación. Las hormonas liberadas en situaciones de estrés constante son capaces de atravesar la placenta, ocasionando alteraciones sobre todo en el neuro desarrollo del feto; las investigaciones han descubierto que los bebés completan una especie de curso prenatal mientras se encuentran en el útero materno, todo esto a través la información bioquímica que adquieren por la placenta, el cordón umbilical y sus órganos sensoriales , es decir, todas las emociones incluido el estrés que vive la futura madre pueden generar cambios en su bebé.

  • Activar o bloqueo de genes: se ha observado que el estado de ánimo de la madre puede actuar sobre el ADN de su bebé , determinando si algunos genes se activan o no y por lo tanto desarrollar ciertas enfermedades durante su vida.

  • Alteraciones en el neuro desarrollo: se ha observado que el estrés y la ansiedad sobre todo a partir de la mitad del embarazo se asociaron con disminución en el desarrollo de estructuras del cerebro (hipocampo y cerebelo) enfocadas la memoria, el aprendizaje; así como la coordinación motora y el desarrollo social y conductual.

  • Durante la gestación en el cerebro fetal se desarrollan unas 250,000 neuronas por minuto, el estrés materno puede afectar así esta formación en regiones importantes alterando las áreas del aprendizaje, la memoria y las emociones.

  • Parto prematuro y bajo peso al nacer: la liberación constante de hormonas del estrés puede precipitar el parto, por lo que se incrementaría tanto las probabilidades de tener un bebé prematuro (nacido antes de 37 semanas de embarazo) o con bajo peso al nacer (menos de 2.5 kilos).

  • Enfermedades en la infancia o en la adultez: Las investigaciones también han concluido que los niños son más proclives a sufrir enfermedades respiratorias, dermatológicas e incluso en la adultez tener problemas de sobrepeso.


Sé que leer esta información puede generarte aún más estrés, pero mi objetivo es y será informarte con bases científicas, todo esto para que pienses en que es mejor estar TRANQUILA para que nada de esto pueda ocurrirle a tu bebé, y sí ya has estado muy estresada por algún tiempo tampoco te preocupes es aún un buen momento de detener tu estrés y saber que el cerebro es un órgano con mucha plasticidad (cambia y mejora fácilmente) y puede modificar esas alteraciones en cuanto tu estado de ánimo mejore. Ahora te comparto algunas medidas para eliminar el estrés en el embarazo.

Medidas para reducir el estrés

  • Hablar sobre la causa del estrés (ya sea con tu pareja, amigos o su médico especialista)

  • Comer alimentos sanos, dormir lo suficiente y hacer ejercicio para mujer embarazada en casa (el ejercicio ayuda a reducir el estrés y también contribuye a prevenir los malestares comunes del embarazo)

  • Comunícate con tu bebé. El embarazo sólo dura nueve meses los cuales pasan muy rápido por lo que no desaproveches hablar con tu bebé, acaricia tu pancita, ponle música, ríe con él, todo esto te ayudará a relajarte y aliviará esa tensión y estrés acumulado.

  • Realizar actividades de relajación, como yoga prenatal o meditación.

  • Tome una clase de preparación para el parto (ya hay incluso en línea, sin salir de casa ) para que sepas qué esperar durante el embarazo y cuando tu bebé llegue.

  • Realizar técnicas de respiración y relajación.

  • Si trabajas en casa, organiza tu día y no postergues las labores para no estar preocupada por lo que te falta hacer.

  • Sí sientes que el estrés o ansiedad o incluso te sientes deprimida, hable de inmediato con tu médico especialista para que te ayude ya sea a base de alguna terapia o incluso al medicamento aprobado durante el embarazo para enfrentar esta situación.

Reflexión

Ahora voy a hablarte no como la doctora sino como la hija, la madre, la hermana, la nieta, la esposa, la amiga: de todo esto que has leído lo más importante que quiero transmitirte es NO TENGAS MIEDO (por lo tanto no te estreses).


Sé que puede sonar un poco difícil de realizar, porque estás embarazada y aunque este momento en tu vida debería o debe ser uno de los más felices, al mismo tiempo te sientes vulnerable, debido a esta situación de incertidumbre que estamos viviendo, a esta pandemia mundial; por lo que seguramente para tu protección y la de tu familia has estado en cuarentena, aislada, encerrada, no has podido abrazar a tus familiares, besar a tus padres o abuelos, pocos o casi nadie ha podido tocar tu pancita (algo que comúnmente pasa en todo embarazo y que a veces hasta puede llegar a incomodar, ahora lo extrañamos) e incluso tal vez no pudieron hacerte baby shower. LO SÉ, porque yo estoy pasando por lo mismo que tú, pero quiero que pienses en tu MOTIVACIÓN, tu objetivo … tu BEBÉ.


Es en estos momentos cuando más fuerte y valiente debes ser porque si tú estás bien, tu bebé estará bien. Si ahora estamos pasando por una sensación de separación con nuestros seres queridos, todo es un por una razón correcta.

Hay muchas cosas positivas de todo esto, una de ellas es que en un mundo en donde pensar en uno mismo es la norma, este virus nos ha obligado a cambiar, a decir que la única forma de salir de esto es apoyarnos como sociedad, a hacer resurgir en nosotros el sentimiento de ayuda al prójimo, de ser responsables, porque de tus acciones depende la salud de los que te rodean y tu dependes de las acciones de los demás.

NO TENGAS MIEDO, tú y tu bebé estarán bien, piensa que vendrán tiempos mejores, volveremos a estar con nuestras familias, volveremos a estar con nuestros amigos, nos volveremos a encontrar y lo más importante tendrás en tu brazos a ese ser maravilloso que durante este tiempo de obscuridad, siempre te trajo y traerá luz y alegría y que tú, por estar embarazada, a diferencia de todos los demás NUNCA has estado sola, ese pequeñito o pequeñita está contigo para alentarte. Por último no olvides que la vida es linda, muy linda pero hay que saber mirarla lindamente.






180 vistas

Hospital Ángeles México: (55) 5273 1230

Instituto de Especialidades para la Mujer: (55) 5374 1113