Buscar

Alimentos que no debemos consumir en el embarazo


En el embarazo hay una serie de cambios en el cuerpo de la mujer, que la llevara a tener las mejores condiciones para el crecimiento y desarrollo de este nuevo ser vivo. Sin embargo, para que todo esté muy bien, debemos hacer algunos cambios y ajustes en nuestro estilo de vida, ya que ahora nuestro cuerpo tiene necesidades diferentes que deberemos cuidar y tomar en cuenta para que todo evolucione de forma correcta.

Dentro de esos cambios importantes está nuestra alimentación, debemos ser muy cuidadosas de que alimentos sí se pueden seguir consumiendo en esta emocionante y nueva etapa de nuestras vidas; pues existen algunos alimentos más susceptibles de contener microorganismos perjudiciales ya que estos atraviesan la barrera placentaria y pueden afectar al bebé por lo que no se deben consumir en los nueve meses que conlleva el embarazo.

En este artículo te explicare cada uno y el por qué no es prudente consumirlos durante la gestación.

CAFÉ EN EL EMBARAZO ¿Es saludable tomarlo?

Dentro de todos los estudios médicos que se han realizado sobre este tema, se concluye lo siguiente:

· El consumo excesivo, más de 200mg al día (2 o más tazas) de cafeína en el embarazo se ha vinculado con riesgo de aborto, parto prematuro, entre otras complicaciones, esto se debe a que la cafeína cruza fácilmente la placenta.

· El consumo moderado de cafeína (una taza) no contribuye de forma significativa a alguno de los riesgos anteriores.

“Consumir una taza de café al día durante el embarazo es seguro”

La cafeína no sólo se encuentra en el café, ya que 200 mg de cafeína se encuentra en lo equivalente a cuatro tazas de té o seis barras de chocolate negro.

“Se sugiere también limitar el consumo de estos alimentos”

“Si decides tomar café, con la ingesta de una taza al día, tu bebé y tú estarán bien”

EDULCORANTES DURANTE EL EMBARAZO ¿SÍ ES RECOMENDABLE?

Existe mucha preocupación sobre la dieta y la nutrición durante el embarazo. Una de estas preocupaciones es en relación de los edulcorantes artificiales y el embarazo. Podemos llegar a pensar que por el hecho de no tener calorías serian inofensivos durante la gestación, sin embargo, hay varios puntos a considerar.

Edulcorantes artificiales son ingredientes que añade dulzor a alimentos, en la actualidad los podemos encontrar desde bebidas, pasteles, como sustituto para endulzar cualquier bebido o antojo que tengamos.

Existen estudios en los cuales se ha demostrado que los bebés de mamás que utilizaron edulcorantes en el embrazo tienden a ser más propensos a ser niños obesos, así como uso de algunos edulcorantes pueden deprimir la función tiroidea, hormona esencial en el neurodesarrollo fetal, por lo que se recomienda evitar: sucralosa, aspartame y sacarina.

En caso de que estemos muy acostumbradas a los edulcorantes los mas seguros son los siguientes:

· Stevia

· Xilitol

Por lo que te aconsejo que, durante la gestación, consumamos alimentos de sus fuentes naturales.

ALIMENTOS DERIVADOS DE LÁCTEOS, PROHIBIDOS EN EL EMBRAZO

LECHE CRUDA

La leche cruda es la leche de vacas, ovejas y cabras que no ha sido pasteurizada para matar las bacterias dañinas. Por lo que podría tener bacterias peligrosas, tales como Salmonella, E. Coli, Listeria, Campylobacter, y otras que causan enfermedades alimentarias.


Recordemos que hervir la leche cruda no es suficiente, por lo que la única forma de garantizar que sea segura es comprando leche pasteurizada.

LÁCTEOS SIN PASTEURIZAR

Los productos lácteos sin pasteurizar incluyen los derivados de la leche como yogures, cremas, helado o yogur congelado y quesos blandos podrían contener listeria.


Las mujeres embarazadas corren un riesgo grave de contraer listeriosis causada por la bacteria Listeria, una bacteria comúnmente hallada en alimentos ricos en proteínas que se sirven crudos o sin recalentar que puede ocasionar aborto espontáneo, parto prematuro, infección o muerte del recién nacido.

Por lo que debemos asegurarnos que todo producto lácteo especifique en su etiquetado que ha sido pasteurizado o elaborado con leche pasteurizada.

QUESO ROQUEFORT O QUESO AZUL

Forma parte del grupo de quesos blandos, durante el embarazo no se recomiendan debido a que presentan mayor riesgo de estar contaminados con la bactería listeria.

Los quesos que sí son seguros de consumir en el embarazo son los quesos duros, como el cheddar, quesos extra duros, como el parmesano, y quesos semi – blandos, como mozzarella.

ALIMENTOS DEL MAR PROHIBIDOS DURANTE EL EMBARAZO

EL PESCADO CRUDO

Pescado y mariscos crudos o ahumados tienen más probabilidades de contener parásitos o bacterias que los alimentos cocidos.


Esto para evitar el riesgo de listeria o anisakis, un parásito con forma de gusano que vive en el tubo digestivo de peces, cefalópodos y mamíferos marinos.

Algunos ejemplos son el salmón ahumado, carpaccio de pescado, tartar de pescado o ceviche de pescado o incluso el sushi que este preparado con pescado crudo que no esté debidamente congelado a -20 grados.

ATÚN ROJO

El consumo de pescado durante el embarazo es bueno ya que aportan proteínas y nutrientes como los ácidos grasos Omega 3 y Omega 6. Sin embargo hay algunos tipos de pescado que se deben evitar durante esta etapa, porque presentan altos niveles de mercurio, como el atún rojo, el tiburón, el pez espada y el lucio.

CARNES CRUDAS O CARNES POCO COCIDAS

Durante el embrazo es muy importante cocinar muy bien todos los alimentos, y las carnes no son la excepción, ya que al no estar bien cocinadas existe el riesgo de toxoplasmosis, un parásito llamado toxoplasma gondii, que se encuentra en la carne cruda de muchos animales y en los excrementos de un gato infectado.


Este parásito puede producir: parto prematuro, bajo peso al nacer, fiebre, ictericia, anormalidades en la retina, retraso en el desarrollo mental, convulsiones, entre otras.


Por lo que se debe evitar comer carnes crudas y que no estén bien hechas, incluyendo carne de vaca cruda, carne de pollo cruda, carne de cerdo cruda o de carne de cualquier otro animal que no esté bien cocido.

HUEVOS CRUDOS O NO BIEN COCINADOS

Los huevos crudos deben evitar consumirse por el posible riesgo de salmonelosis, causada por la bacteria salmonela, contenida principalmente en la carne de ave cruda, así como carnes y huevos crudos o poco hechos.

La salmonelosis es una enfermedad que genera Cólicos, dolor abdominal, diarrea, fiebre, dolor muscular, náuseas, vómitos etc.


Recuerda que no sólo es el huevo crudo comido directamente lo que puede ocasionar daño, sino también se deben evitar alimentos que lo lleven en su preparación y no se cocinen posteriormente por ejemplo mayonesas caseras, postres preparados con huevo crudo como mousses etc.

VERDURAS SIN DESINFECTAR O LAVAR ADECUADAMENTE

Aunque las verduras son alimentos indispensables para una adecuada nutrición y aún más durante el embarazo, lo importante es su adecuada higiene antes de consumirlas.

Todas la verduras de deben lavar adecuadamente para evitar una posible contaminación por toxoplasmosis, debido a que ésta podría estar presente en el suelo donde se cultivan. Así como otros parásitos que pueden ser muy dañinos durante la gestación. Por lo que recuerda desinfectar todas las frutas y verduras.

Recuerda que es vital llevar una alimentación muy sana, comer a tus horas y tomar mucha agua; eso hará que tu embarazo evolucione favorablemente. El tema de alimentación en el embarazo es algo que yo siempre platico con mis pacientes ya que suelen existir muchas dudas, espero que este artículo te oriente un poco sobre ello.

110 vistas

Hospital Ángeles México: (55) 5273 1230

Instituto de Especialidades para la Mujer: (55) 5374 1113