top of page

¿Sabías qué...?

Información útil para el paciente informado

Buscar

Las náuseas en el embarazo es uno de los síntomas más presentes y también de los más molestos, está caracterizado por ser uno de los primeros de la gestación, incluso muchas mujeres que no se han percatado de su embarazo con la presencia de náuseas llegan a sospecharlo hasta confirmarlo.


Durante el embarazo existe una serie de cambios en el cuerpo de la mujer, todos estos son parte de la adaptación del mismo para tener las mejores condiciones para el crecimiento sano y fuerte del bebé en el vientre de cada futura madre.Estos cambios pueden generar ciertas molestias y uno de los más comunes son las náuseas y vómitos. Pero ¿por qué están presentes?, ¿qué nos indican?, ¿son normales? De eso hablaremos en este artículo.

Este síntoma se presenta desde la sexta semana de embarazo y termina aproximadamente a las 18 semanas de gestación. Por lo general son matutinas; lo más importante es que no causan ningún daño al bebé y son algo muy común en la mayoría de los embarazos. Sólo a un porcentaje muy pequeño de mujeres puede llegar a complicarse este síntomas y como resultado se presentaría en la mayoría del día e incluso podrían no tolerar ningún alimento, en ese caso es necesario una revisión exhaustiva, e incluso hospitalización para darles el tratamiento ideal.


¿Qué las causa?

Su causa se debe a la producción de la hormona gonadotropina coriónica humana (HCG), comúnmente conocida como la hormona del embarazo. Esta hormona se comienza a producir desde que el embrión se adhiere a las paredes del útero o matriz de la mujer. El aumento progresivo de ésta es lo que genera esta molestia.


Tú puedes evitar las náuseas

Para evitar las molestas náuseas, el mejor tratamiento es cuidar lo que comemos, por lo que tenemos una serie de recomendaciones bastante útiles.

  • Evite los alimentos y olores que provocan las náuseas

  • Realizar comidas más pequeñas con mayor frecuencia durante el día en lugar de tres comidas grandes (comer cinco veces al día)

  • Tomar agua entre comidas es decir ir distribuyendo la ingesta de agua en todo el día.

  • Consumir alimentos secos como pan tostado, arroz blanco, semillas etc.

  • Evitar alimentos grasosos o irritantes.

Si, a pesar de llevar a cabo estas medidas de prevención, no existe mejoría, es recomendable a acuda con un médico especialista, el cual le indicará algún tratamiento farmacológico para disminuirlas o quitarlas por completo. Es muy importante recordar que lo ideal en el embarazo es consumir lo menos de medicamentos posibles. Ante cualquier duda, puedes consultar el resto de los artículos donde hablamos de qué medicamentos son seguros y siempre consulta con tu médico antes de hacer cambios drásticos durante el embarazo.



Actualizado: 5 dic 2020



Existen múltiples fármacos que están completamente contraindicados durante la gestación, ya que se ha comprobado que en diferentes formas, que causan un daño al feto en crecimiento. Hablaremos de los más comunes.


Antiinflamatorios no esteroideos

Específicamente el tercer trimestre se contraindica el uso de antiinflamatorios no esteroideos (AINES), dentro de este grupo se encuentra el ibuprofeno y el naproxeno. Ya que alteran el flujo de sangre al feto, dilatando los vasos sanguíneos.

Anticonceptivos orales

Existe el riesgo de que el bebé presente alteraciones en los genitales y las vías urinarias. Es por esto que, si una mujer en tratamiento con algún tipo de anticonceptivos se llega a quedar embarazada, debe interrumpir el tratamiento inmediatamente. Es poco frecuente que esto llegue a pasar, pero existen posibilidades.


Estatinas

Son utilizadas para disminuir los niveles altos de colesterol en sangre, sin embrago durante el embarazo, la ingesta de estos medicamentos, se ha asocia a malformaciones de la tráquea, esófago, corazón y ano en el bebé dentro del útero materno.


Antidepresivos

Alprazolam, tratamiento indicado para la ansiedad y los trastornos de pánico; durante el embarazo se contraindica, ya que puede provocar malformaciones congénitas. El diazepam es un medicamento anticonvulsivo, también se recomienda evitarlo.


Existen padecimientos crónicos como la depresión y es por ello la necesidad de tomar medicamentos para su mejoría, en el embarazo existen antidepresivos que si se pueden tomar es por ello la importancia de acudir con un especialista que te informe el tratamiento ideal para ti.


Captopril y enalapril

Se asocian con daños renales y respiratorios en el feto.


Warfarina

Es un anticoagulante oral utilizado para prevenir la formación de trombos que ocasionen obstrucción de las arterias y por lo tanto ataques al corazón, este medicamento atraviesa la placenta, debido a que sus moléculas son muy pequeñas. Se relaciona con abortos y anomalías en el sistema nervioso central del feto.


Existen muchísimos más sin embargo estos son de lo mas común en nuestra vida cotidiana para que lo tengas presente.


Aunque el embarazo es una de las etapas más bellas en la vida de las mujeres, no está exento de que durante el mismo surjan padecimientos que requieran la toma de fármacos para su alivio. En este caso es importantísimo acudir con un médico especialista el cual te indicará que medicamento es apto y que no causará ningún daño tanto para ti como para tu bebé.


Si quieres saber cuáles sí son seguros, consulta este otro artículo



Actualizado: 22 nov 2019

Todas la etapas en la vida de una mujer son muy importantes, cada una de ellas tienen algo que las caracteriza. Hoy platicaré sobre los síntomas más comunes en la menopausia y el porqué es importante tratarla.


La palabra Menopausia proviene del griego mens, que significa "mensualmente", y pausi, que significa "cese" o interrupción se define como el término de la menstruación.


El rango de edad del comienzo de la menopausia oscila entre los 45 y los 55 años.

Durante este periodo, hay cambios en cuanto a la duración, regularidad y cantidad de sangrado durante la menstruación, esto se debe a que existe una disminución en los niveles de estrógenos y progesterona. Los estrógenos en particular ayudan a la buena salud de los huesos y a que las mujeres mantengan un buen nivel de colesterol en la sangre, entre otras cosas.


Síntomas comunes

La disminución en los niveles de las hormonas femeninas hasta su desaparición provoca que aparezcan una serie de signos y síntomas relacionados.


Alteraciones en la regularidad del período menstrual.

El periodo sufre cambios con respecto al tiempo de duración, cantidad de sangrado y frecuencia (en lugar de ser cada mes, ahora será cada dos, cada tres, hasta que desaparezca).


Cómo tratarlo

Estos son cambios normales, no es necesario hacer nada. Solo en caso de que hubiera sangrado transvaginal después de un año de que desapareció la regla, sería importante evaluarla para descartar algún problema en el útero.


Bochornos

Los bochornos o acaloramientos son una de las principales causas de visita al ginecólogo, ya que incluso pueden interrumpir las actividades cotidianas. Se describen como una sensación de calor intenso que aparece repentinamente, se extiende a la cara y a la parte superior del cuerpo, suele durar pocos minutos , pero aparecer varias veces al día.




Cómo Tratarlo

Es importante una evaluación con tu ginecóloga, actualmente existen tratamientos seguros para estos síntomas.


Alteraciones en el sueño

Generalmente hay cambios en el ciclo del sueño: insomnio, dificultad para conciliar el sueño o despertar más temprano de lo acostumbrado.


Cómo tratarlo

Existen tratamientos que ayudan a mejorar la calidad del sueño y así tener un descanso saludable.


Resequedad vaginal

En pacientes con menopausia la vagina se encuentra menos lubricada y menos elástica, esto provoca que durante las relaciones sexuales exista dolor intenso.


Cómo tratarlo

Existen lubricantes vaginales que mejoran mucho esta molestia, sin embargo en ocasiones la sequedad es muy severa que es necesario un tratamiento hormonal de reemplazo, eso lo decidirá tu ginecóloga al realizarte una historia clínica completa con exploración física.


Cambios en el humor

Es frecuente que las mujeres presenten altas y bajas emocionales, dentro de las alteraciones mas comunes están: la irritabilidad, ganas de llorar sin razón aparente, entre otras.


Cómo tratarlo

El ejercicio ayuda mucho, en casos más severos será necesario la ayuda de un profesional de la salud mental (psicólogo, psicoanalista, psiquiatra, etc) con el que encuentre la empatía y la sensibilidad suficientes para prestar apoyo emocional.


Osteoporosis

Enfermedad caracterizada por disminución de la masa ósea condicionando huesos frágiles susceptibles de fractura, esto es debido a la descalcificación por la disminución de la acción protectora que las hormonas femeninas ejercen sobre ellos (los estrógenos ayudan a calcificar los huesos). En pacientes con menopausia está indicado realizar un estudio llamado Densitometría ósea qué evalúa la calcificación de la columna vertebral y el fémur, diagnosticando de manera oportuna osteopenia (esto se refiere a un paso antes de la osteoprosis), o si ya existe algún grado de osteoporosis, en caso de tener alguna de estas dos alteraciones se debe iniciar tratamiento específico para mejorarlo y así disminuir riesgo de sufrir fracturas con deterioro en la calidad de vida e incluso pérdida de la independencia de la mujer.


Cómo tratarlo

Importante acudir con un especialista para individualizar el tratamiento de cada paciente.


Esta etapa en la vida de las mujeres esta llena de nuevas emociones y condiciones que la hacen muy importante, pero también es una etapa en donde la prevención de ciertos problemas como la osteoporosis es clave para tener una buena calidad de vida.

¿Sabías que...?: Blog2

Contáctanos

  • Hospital Ángeles México: Agrarismo 208, Consultorio 653 en Torre B, Escandón II Secc, 11800 Ciudad de México, CDMX
    Teléfono: (55) 5273 1230

     

  • Instituto de Especialidades para la Mujer: Enrique Sada Mugüerza #13, Consultorio 503,  Ciudad Satélite, Naucalpan, 53100 Estado de México, Méx.
    Teléfono: (55) 5374 1113

drareem07002.png
¿Sabías que...?: Contacto
bottom of page