Buscar
  • Dra. Elba Mendoza

El ultrasonido, la primera foto de nuestro bebé




Mis pacientes en la consulta siempre me preguntan sí es malo hacerte muchos ultrasonidos, por eso el tema de hoy es sobre cuantos y en que momento se deben realizar durante el embarazo; así como sobre los mitos y realidades de este estudio y sí realmente tiene efectos adversos en los bebés.

Definición de Ultrasonido

El término "ultrasonido" se refiere a ondas de sonido que el oído humano NO puede escuchar, a veces se confunde con los rayos X, pero son estudios totalmente diferentes, los rayos X no se deben usar en el embarazo, el ultrasonido si.

El ultrasonido en las pacientes embarazadas se ha utilizado con fines médicos y ES SEGURO cuando se realiza correctamente, siendo en la actualidad una herramienta indispensable en el control prenatal.

Debido a que NO se han reportado efectos adversos en bebés, los médicos y las pacientes consideran al ultrasonido como un procedimiento seguro.

Se ha especulado que el ultrasonido tiene efectos en los bebés como: bajo peso al nacer, autismo, retraso en el habla, problemas neurológicos, etc, pero existen estudios científicos que han demostrado que el ultrasonido no se asocia con resultados adversos maternos, fetales y neonatales.


Es cierto que en los últimos años se realiza de manera indiscriminada, realizándose muchos estudios no justificados, por lo que es prudente disminuir la exposición a nuestras pacientes a la menor cantidad de energía ultrasónica, debe reservarse en pacientes con indicaciones claras y precisas y las exploraciones deben realizarse en el menor tiempo posible.


¿Cuántos y en qué semana de embarazo debes realizarte ultrasonido?

Durante el embarazo se deben hacer al menos tres estudios de ultrasonido, cada uno con diferentes objetivos y deben realizarse por Médicos Maternos Fetales especialistas en salud fetal y diagnóstico prenatal.


El primer estudio importante se debe realizar entre las 11-13.6 semanas de embarazo, se llama estudio combinado de primer trimestre y consta de un estudio de ultrasonido y un estudio de sangre llamado Dúo test, sus objetivos principales son:


  • Valorar viabilidad fetal (que el bebé tenga latido cardiaco).

  • Calcular la edad gestacional de manera precisa.

  • Descartar el riesgo de que el feto tenga alteraciones genéticas como Síndrome de Down, etc.

  • Evaluar el riesgo de restricción de crecimiento fetal y parto prematuro.

  • Realizar una evaluación anatómica detalla para descartar malformaciones mayores.

  • Identificar los tipos de embarazos gemelares (una o dos placentas).

  • Evaluar el riesgo de presentar preeclampsia (presión alta durante el embarazo).


El segundo estudio se debe realizar entre las 18-24 semanas, se llama estructural y tiene los siguientes objetivos:

  • Realizar una evaluación anatómica detallada de bebé para descartar malformaciones.

  • Descartar riesgo de síndromes genéticos como Síndrome de Down, etc

  • Evaluar el riesgo de preeclampsia sobre todo en aquellas pacientes que no se realizaron el estudio combinado de primer trimestre.

  • Evaluar riesgo de parto prematuro con la medición de la longitud cervical.

El tercer estudio se debe realizar a partir de la semana 28, se llama de crecimiento o de tercer trimestre, cuyos objetivos principales son:


  • Evaluar el crecimiento fetal para descartar restricción de crecimiento (ver que bebé esté creciendo de manera normal)

  • Valorar líquido amniótico e inserción definitiva de placenta.

  • Evaluación estructural para descartar malformaciones que se presentan después de las 28 semanas.

  • En embarazos complicados se realiza hemodinamia Doppler para conocer el estado de bienestar fetal y evitar complicaciones en el embarazo.


En caso de que en alguno de estos estudios exista alto riesgo de alguna patología, malformaciones o retardo en el crecimiento fetal, se sugerirán estudios especiales como estudios genéticos (cariotipo), evaluación detallada de corazón y de sistema nervioso central y dependiendo del problema la vigilancia del bebé se debe hacer más estrecha.


Hospital Ángeles México: (55) 5273 1230

Instituto de Especialidades para la Mujer: (55) 5374 1113