Buscar

¿Cuál es la diferencia entre menopausia y climaterio?


De forma frecuente mis pacientes me preguntan cuál es la diferencia entre menopausia y climaterio, por eso decidí escribir este artículo para poder aclarar la diferencia entre cada concepto.

Primero comencemos por conocer en qué consiste la menopausia y cuáles son sus principales manifestaciones.

¿Qué es la menopausia?

La menopausia es el momento en que el periodo menstrual de una mujer desaparece definitivamente, es la finalización de la de la función ovárica.

Generalmente, la menopausia se da desde los 45 a los 55 años de edad, en este periodo el cuerpo experimenta una menor cantidad de hormonas como el estrógeno y la progesterona.

El hecho de que hayan pasado 12 meses y que una mujer no haya tenido su periodo indica la menopausia.

Quiero decirte que la menopausia es una etapa natural en la vida de las mujeres y no es una enfermedad como muchos piensan.

La menopausia únicamente es un signo del climaterio.

Pero entonces… ¿qué es el climaterio?

El climaterio se trata del periodo de transición entre la etapa reproductiva a la no reproductiva y da inicio aproximadamente cinco años antes de la menopausia. Puede durar de 10 a 15 años y se compone por tres fases:

Perimenopausia: También conocida como “transición menopáusica”, es el periodo anterior al momento en que desaparece nuestra menstruación. En este tiempo nuestro cuerpo produce la transición a la menopausia, marcando el final de los años reproductivos. Hay mujeres que desde este periodo pueden experimentar síntomas como sofocos, sequedad vaginal y problemas de sueño; otras no presentan ningún síntoma y solo dejan de menstruar.

Menopausia: Como ya vimos, la menopausia es la desaparición definitiva del periodo de la mujer. Realmente es un signo o señal del climaterio.

Posmenopausia: Es la fase que viene después de la menopausia. En ésta se presenta la mayoría de los síntomas debido al profundo descenso en las concentraciones de estrógenos.

Estos síntomas son los siguientes:

• Sofocos

• Problemas para conciliar el sueño

• Senos adoloridos o sensibles

Infecciones urinarias

• Irritabilidad

• Cambios en el estado de ánimo

• Sudoración

Sequedad vaginal

• Reducción de la libido o del deseo sexual

• Dolor de articulaciones

• Dolores de cabeza o jaquecas

• Palpitaciones

• Nerviosismo

• Enfermedad cardiovascular

• Falta de concentración

• Depresión

• Osteoporosis

Es muy cierto que estos síntomas pueden afectar la salud emocional y física de la mujer, sin embargo, actualmente existen tratamientos excelentes y además muy eficaces que nos ayudan a disminuir o eliminar muchas de las incomodidades y molestias que produce este periodo.

Si estás experimentando cualquiera de los síntomas, no te automediques, lo mejor es ir a una consulta ginecológica completa para poder darte una solución segura, rápida y eficaz de acuerdo con tus características específicas.

¡Mereces sentirte bien y estar saludable!

Te invito a conocer más acerca de: Es posible embarazarse después de los 40 con este método

68 visualizaciones0 comentarios