Buscar

¿Te diagnosticaron una úlcera cervical?


Muy frecuentemente acuden a mi consulta pacientes a quienes anteriormente les han diagnosticado úlcera en el cuello de su matriz o cérvix. Sin embargo, quiero decirte querida lectora que ese término es incorrecto y que su nombre correcto es eversión glandular o ectropión y aunque no lo parezca este padecimiento no es tan grave, ni tan malo. Así que no te preocupes, en este espacio te diré en qué consiste para que puedas estar más tranquila.

En realidad, el ectropión es una variante anatómica que se llega a presentar generalmente entre los 14 y 37 años, en quienes han usado anticonceptivos por un largo periodo de tiempo, en la edad reproductiva, en mujeres embarazadas o posterior a haber tenido un parto.

¿Qué es?

El ectropión tiene lugar en el cérvix, que es la parte más baja del útero que conecta la vagina con la cavidad uterina. Recordemos que el cérvix (cuello uterino) se compone de: Endocervix, que es la zona interna del cuello uterino y de Ectocervix, que es la parte externa.

El ectropión produce moco excesivo y hace que la zona que se encuentra alrededor del orificio cervical se note enrojecida, ya que el tejido es mucho más sensible.

Esta variación del cuello del útero (ectropión) también puede provocar sangrado durante las relaciones sexuales y al darse en una zona tan frágil, es muy probable que cree un ambiente en donde puedan darse infecciones vaginales de repetición.

¿Cuál es su origen?

Generalmente, un ectropión cervical tiene que ver con cambios hormonales en la mujer, en otros casos, se da después del parto, ya que al momento de dar a luz el cérvix puede llegar a lesionar.

En mis años de experiencia como ginecóloga, he detectado el ectropión durante el procedimiento llamado: colposcopía. Al ser una variante anatómica, en lo personal no prescribo ningún tratamiento, a menos de que la paciente sufra infecciones vaginales frecuentes.

Una mujer con ectropión debe tener medidas de higiene más estrictas que alguien que no lo tiene para que siempre esté bien.


Tratamiento

Para eliminar el ectropión cervical es preciso realizar la cauterización, que consiste en “quemar” el tejido con el propósito de que se cree uno nuevo con características “normales”.


Pero te comento que este tratamiento solo lo indico en caso de que la paciente sufra infecciones recurrentes en el cérvix. Si se realiza el procedimiento adecuado para tratar este problema, es muy posible aliviar los síntomas. Las señales que indican un progreso serían: 1. El cuello uterino y el moco cervical presentan características normales y 2. Disminución de las infecciones.

Dado que existen muchas enfermedades silenciosas que a simple vista no se pueden ver, te recomiendo asistir a un chequeo femenino anual para detectar cualquier anomalía a tiempo. Las pruebas del papanicolaou y colposcopía, llevadas a cabo durante la consulta ginecológica son imprescindibles.

Te invito a conocer más acerca de: ¿Infecciones urinarias e infecciones vaginales son lo mismo?

385 vistas1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo